Aseo para el cachorro

El aseo de su cachorro sirve para mejorar su aspecto, pero también para fortalecer su vínculo con él.
La hora del aseo es muy especial para usted y para su cachorro. Él sabe que recibirá elogios y atenciones especiales sobre su bonito aspecto.

aseo-mascotas
Baño
A la mayoría de los cachorros no les gusta bañarse. Tampoco es necesario hacerlo a menudo. Báñale cada 3 semanas. Los baños demasiado frecuentes pueden secar la piel y el pelaje. Utilice un shampoo de alta calidad para perros recomendado por veterinarios y asegúrese de enjuagarlo bien. Si lo prefiere, deje el baño a profesionales de la peluquería canina.

Cepillar y peinar
El aseo diario de un cachorro es responsabilidad de usted. Él aprenderá a disfrutarlo si lo hace bien. Sujete la piel con una mano y el cepillo o peine con la otra. Así no le “jalará”  ni le hará daño al cepillarlo.
Durante la estación de muda, puede utilizar un guante para los cachorros de pelo corto y un cepillo de muda para los de pelo largo. Algunos cachorros de pura corte necesitan técnicas de esquilado o de aseo especiales.
En estos casos es preferible llevarlos con peluqueros profesionales.
Ojos
Durante la sesión de aseo, mire los ojos y orejas de su cachorro. Los ojos deben aparecer claros y brillantes, y el sector de alrededor del globo del ojo debe ser blanco.  Humedezca una bola de algodón con agua tibia y limpie la piel sucia que pueda haber alrededor del ojo. Quite también las pequeñas lagañas que normalmente se acumulan en el rabillo del ojo.
Orejas
Las orejas deben de estar limpias y rosadas. Como cuidado general, limpie la oreja con un algodón empapado de alcohol. Nunca profundice en el oído; quédese en la oreja. Los excesos de cera sólo deben ser extraídos por el veterinario o un peluquero profesional. Seque la oreja con tela o algodón al terminar. Revise el canal de la oreja. Si está descolorido, inflamado, caliente, desprende mal olor o es sensible al tacto, vea al veterinario. Contáctelo también si aparecen puntos rojos, secreción, o alguna otra cosa anormal en los ojos.

 

imagen-14903860-2
Cuidado dental
Los cachorros tienen dientes de leche desde las 3 – 5 semanas. Cuando se les caen deben comer menos para no dañar las encías. La segunda dentición (echan sus 42 piezas dentarias permanentes) comienza entre las 16 semanas y las 30 semanas. Debe usted vigilar de manera regular los dientes de su cachorro, examinándole la boca por si tuviera encías inflamadas (estarán tiernas durante el período en que se le caen los dientes de leche).

Suministrándole un alimento seco como PURINA PRO PLAN Puppy Formula ayudará a prevenir la formación del sarro, y si puede, cepille los dientes de su cachorro como cepilla los suyos, pero no tan a menudo. Los profesionales recomiendan cepillar los dientes del cachorro una vez a la semana, utilizando un cepillo de dientes infantil súper blando y agua tibia.

Cuidado de las uñas
La hora del aseo es también el momento de inspeccionar las uñas de su perro. Acostúmbrelo al contacto de sus manos en los cojinetes plantares.  Recórtale las uñas a la medida justa, es esencial para el buen cuidado de las patas. Los perros jóvenes tienen uñas afiladas como agujas y cortarle las puntas es una buena practica para acostumbrarles al cortado posterior. Pero deje que el veterinario le enseñe cómo hacerlo. Los cojinetes plantares de los perros son muy sensibles, por lo que las uñas no deben cortarse demasiado.

Leave a Comment