Bloodhound

Raza: Bloodhound
Otros Chien de Saint Hubet. Perro de San Huberto
F.C.I. Nº: 84
Estándar: 26.04.2002 / E
Publicación Del Original Válido: 13/03/2001
Grupo: 6

  • Sección: 1 Perros Tipo Sabueso
  • Sub Sección:1-1 Perros Tipo Sabueso de Talla Grande

C.A.C.I.B,: SI  
C.A.C.I.T.: si 



BREVE RESUMEN HISTÓRICO
Perro de rastro de talla grande y sabueso por excelencia, de orígenes muy antiguos. Es conocido y apreciado desde hace siglos por su olfato excepcional y por sus buenas aptitudes para la caza. Fue criado en las Ardenas por los monjes de Saint-Hubert. Se piensa que desciende de los perros de caza de color negro o negro y fuego que empleaba en el siglo VII el monje Hubert, quien más tarde fue nombrado obispo y que, al ser canonizado se convirtió en el patrón de los cazadores. Estos grandes perros de caza se propagaron por las Ardenas a causa de la presencia de la caza mayor que habitaba en los bosques de esta región. El Saint-Hubert era exaltado por su robustez y su resistencia, sobre todo en la caza del jabalí. Los primeros perros de Saint-Hubert eran negros, pero más tarde fueron también negro y fuego. En el siglo XI fueron importados en Inglaterra por Guillermo el Conquistador. Durante la misma época,
Perros del mismo tipo, pero de pelaje completamente blanco, llamados « Talbots », fueron también introducidos en el país. Los perros importados en Inglaterra tuvieron descendencia. El producto de la crianza de estos Chiens de Saint-Hubert recibió allí el nombre de « Bloodhound » (perros de sangre), que viene de « blooded Hound », que significa un « Hound de pura sangre » es decir, de raza pura. Más tarde, la raza se desarrolló también en los Estados Unidos. En los estados del Sur sobre todo, estos perros se utilizaron en la búsqueda de los esclavos evadidos.

APARIENCIA GENERAL
Perro de caza y rastreador macizo de talla grande, el más poderoso de los perros de caza. Sus líneas son armoniosas y está dotado de huesos fuertes, de una buena musculatura y de mucha substancia, aunque sin dar la impresión de pesadez. Su estructura es alargada y el cuerpo tiene forma de un rectángulo. El conjunto es imponente y lleno de nobleza. Su actitud es solemne. La cabeza y el cuello llaman la atención por la piel abundante, flexible y fina que cuelga en pliegues profundos. Sus movimientos son impresionantes, más bien lentos y con cierto balanceo, aunque flexibles, elásticos y sueltos. Ninguna característica puede ser exagerada hasta el punto de romper con la armonía del conjunto, de dar una impresión de tosquedad, ni mucho menos de perjudicar la salud o el bienestar del perro. Como posibles exageraciones pueden mencionarse: ojos muy hundidos o muy pequeños; párpados distendidos; piel abundante y floja en exceso, con demasiados pliegues y muy profundos; demasiada papada; cabeza muy pequeña. Tampoco son deseables los perros grandes, de cuerpo muy pesado o muy macizo, ya que esto perjudica su utilización.

TEMPERAMENTO / COMPORTAMIENTO:
Es manso, tranquilo y gentil con las personas. Particularmente apegado a su amo. Tolerante con sus compañeros de jaula y otros animales domésticos. De temperamento más bien reservado y obstinado. Es sensible tanto a los elogios, como a las correcciones. Nunca es agresivo. Su voz es grave, pero no es ladrador.

PELO
Sobre el cuerpo el pelo es liso, corto, denso, bastante duro y resistente a las inclemencias del tiempo. Sobre las orejas y la cabeza, es bien corto y suave al tacto. La parte inferior de la cola presenta pelos un poco más largos y más ásperos.

COLOR:
Podemos distinguir tres colores en el pelaje: los bicolores negro y fuego (« black and tan »), hígado y fuego (« liver and tan » y el unicolor rojo (« red »). En los perros color negro y fuego el negro varía, dependiendo de si se trata de una manta o una silla. En un perro con manta predomina el negro; el fuego (leonado), se presenta sólo en el hocico, las mejillas, encima de los ojos, sobre la parte anterior del tórax, en los miembros y en la región perianal. Un perro con silla presenta un color fuego más extendido, ya que el negro se limita más o menos a la parte dorsal. Las mismas disposiciones de zonas de color se presentan en los perros bicolor hígado y fuego. Los colores no están siempre bien definidos, ni claramente delimitados. En las partes más oscuras, es posible que aparezcan diseminados pelos más largos o color tejón. Se acepta esta mezcla de pelos de color diferente. En los perros unicolores, el rojo puede variar del claro al oscuro. No es deseable el fuego desvaído en los perros bicolores, ni el rojo desvaído en los perros unicolor. Se tolera, aunque no se favorece, un poco de blanco en la parte anterior del tórax, en los dedos y en la extremidad de la cola.
El tamaño y el peso deben estar en armonía.

NOTA: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.